• Gustavo Muñoz

La sauceda

Por Fin, La Sauceda Hace algunos años, la Sauceda, era el lugar preferido por los habitantes de la capital. La Sauceda, era un paseo natural al que nuestros abuelos iban a disfrutar de una buena sombra, a ponerse de novios, a tomarse una superior o una modelo porque Tecate todavía no había, a pasar la tarde y escuchar el estereo de 8 track y pegar una bailadita, una carnita asada ¿Por qué no?, Entre otras cosas. En la Sauceda, podías encontrar las áreas naturales con vegetación y agua, si, ahí en la Sauceda siempre había agua, podías bañarte y a veces pasear a caballo, casi siempre había caballos de quién sabe quién pero tú los podías usar sin problema, claro, si es que se dejaban. Esos eran los buenos tiempos de Hermosillo y mejoraron con la llegada de algunos gobernantes que tuvieron la genial idea de hacer un parque con albercas y servicios, después, llegaron otros y complementaron con campos deportivos y hasta ahí, todo fue muy bueno. Pero al modo, no faltó el que llegó después y le metió la uña y de ahí otros que siguieron por el mismo camino y ya lo último fue, la supuesta remodelación de más de 50 millones de pesos que se aplicaron pero a la bolsa de los políticos leperos y ratas del momento, porque a la Sauceda, no le tocó nada. La Sauceda sufrió el abandono más cruel porque había gato encerrado, la Sauceda estaba en la mira de los "empresarios desatacados de la capital" quienes querían ponerla en los inventarios de sus múltiples propiedades, claro, a precio de risa porque ya esa área, "no servía para nada". La buena noticia de hoy, Por Fin, es el anuncio de un proyecto por demás ambicioso pero urgente y necesario: Recuperar la Sauceda. Pero no es solo eso, junto con pegado va el crear el pulmón más importante de la ciudad y un área de aprovechamiento para actividades deportivas y recreativas al aire libre, un proyecto que abarcará desde la Victoria hasta el Vado del Río. Un gran noticia para Sonora y para la Capital ni se diga. Por Fin, La Sauceda, volverá a ser de seguro, el lugar favorito de las y los Sonorense de la Capital y del Estado.